Descubrí esta receta en mi primer curso de cocina ayurvédica. Lo presentaban como “tortilla sin huevos”, en realidad son tortitas de harina de garbanzos, aunque bien puede parecer, al ojo, una especie de tortilla francesa. Esta harina, en la cocina india se llama BESAN, y ya la podéis encontrar en muchos de los supermercados habituales.

Y por qué cambiar las típicas tortitas, incluso el pan, por estas.. Para empezar, no es harina de trigo, dos pájaros de un tiro: no tiene gluten ni es harina refinada, por lo que la cantidad de fibra del besan es considerable respecto a la harina de trigo; tiene un valor nutricional que puede ser más interesante que las tortitas de trigo, y como no llevan huevo.. son una buena alternativa para los que no lo coméis. Bingo.

Además, son muy versátiles y puedes añadirle infinidad de ingredientes. Usarlas para desayunar, como comida para entre horas o post entrenamiento. Vamos, un alimento completo  y tan rico como los ingredientes que quieras añadirle.

Aquí tenéis un desglose nutricional comparativo por 100 gr de harina de trigo con la de garbanzo. Cada marca puede variar un poco, pero haceros una idea: encontramos más del doble de proteína en la harina de garbanzo.

Harina de trigo

  • Hidratos de Carbono
  • Proteína
  • Grasa

Harina de Garbanzo

  • Hidratos de Carbono
  • Proteína
  • Grasa

Cheelas de Verdura
Receta india. Tortita de harina de garbanzo con verduras ¡ricas ricas! Salen 8-10 raciones, dependiendo del tamaño de cada cheela.
Write a review
Print
Prep Time
5 min
Cook Time
15 min
Total Time
20 min
Prep Time
5 min
Cook Time
15 min
Total Time
20 min
Ingredients
  1. 120 gr de harina de garbanzos (besam)
  2. 2 tomates
  3. Espinacas frescas
  4. 20 gr de pipas de calabaza
  5. Agua (vaso y medio aprox)
  6. Sal y especias al gusto
  7. Aceite de oliva
Instructions
  1. 1. Corta los tomates en dados pequeños
  2. 2. Trocea las espinacas
  3. 3. En un bol, junta todos los ingredientes menos el agua
  4. 4. Añade un poco de agua y bátelo con un tenedor. Evita que queden grumos
  5. 5. Añade agua hasta tener una consistencia poco espesa
  6. 6. Corrige de sal/especias
  7. 7. Añade cucharadas de masa a una sartén caliente sin aceite
  8. 8. Puedes echar aceite de oliva alrededor de la cheela, junto a los bordes
  9. 9. Gírala cuando empiece a burbujear y haz por el otro lado
Notes
  1. Es importante hacerlas a fuego lento y cocinarlas bien, si quedan crudas no tendrán buen sabor.
  2. Puedes añadir yogur a la masa para modificar la textura.
  3. Aderezadlas bien para que no estén muy sosas (pimienta, orégano, chili, cúrcuma, comino, jengibre en polvo...)
  4. Podéis hacerlas dulces añadiendo pasas u otras frutas. Incluso untándolas con miel una vez hechas, o el sustitutivo que uses si no la tomas.
Come Entrena Ama http://comentrenama.com/

Kcal por unidad

Hidratos de Carbono

Proteína

Lípidos