Coaching en Alimentación

Los problemas que tenemos en torno a la comida, no tienen que ver con la comida, sino con algo más profundo. Vamos a navegar en nuestro interior para aprender a descifrar los mensajes y síntomas que trae nuestro cuerpo. Entendamos nuestra alimentación como algo conectado al resto de nuestra vida. 

Quién soy

Me llamo Mónica, ¡me encanta que estés por aquí! Quiero ayudarte a sentirte mejor, he creado esta plataforma de sesiones online en coaching y servicio nutricional para conseguirlo. Vamos a hacerlo a través de la alimentación, porque nuestro mundo actual gira en torno a ella y está vinculada al resto de nuestra vida. 

He estudiado nutrición deportiva vegetariana, coaching en psicología de la alimentación y estudio yoga ayurvédico, son mis herramientas para entender las dimensiones que nos dan forma y poder trabajar con ellas en buscar tu mejor versión.

En qué puedo ayudarte

Cuando queremos resolver algo de nuestra alimentación suele ser bajar de peso, ganar músculo, comer mejor… Te propongo entender la alimentación de una manera que nos abra puertas para conseguir tus objetivos. 

Comer de manera consciente y saludable identificando tus necesidades físicas y emocionales, perder peso, mejorar la percepción de ti mism@, comer compulsivamente o aprender a relajarte, son algunas de las áreas en las que te puedo acompañar.

Cómo trabajo

La primera consulta de 20 minutos es GRATIS. Si seguimos adelante haremos lo siguiente:

– Identificaremos los puntos emocionales y alimenticios donde profundizar.

– Tendrás una dieta personalizada, pautada por una nutricionista. Haremos revisiones sobre ella durante el proceso.

– Al final de cada sesión te enviaré ejercicios para abrir conciencia.

– Iremos profundizando según vayas avanzado, tu diriges y yo te guío. 

Somos algo más que biología...

Queda patente que los humanos somos algo más que pura biología. Somos seres intensos, apasionados, sensibles. Nuestra parte más espiritual, las emociones, tienen un gran papel en nuestras vidas y es difícil pensar que todo eso, no va a afectar en nuestro organismo. ¿O es que nunca se te ha quitado el hambre por tener mariposas en el estómago, o te has atiborrado para enterrar algún disgusto?

La manera en la que nos alimentamos es un reflejo de como estamos, de lo que hemos pasado y de cómo hemos aprendido a mantenernos a flote a lo largo de los años. La comida es placer, amor, recogimiento…, y nuestro cerebro dirige el cuerpo hacia la supervivencia. Si algo es placentero significa que provee buena vida. Así que no es de extrañar que nos refugiemos en la comida para [sobre]vivir mejor.

Me he dado cuenta de que la mayoría de las señales que nos indican nuestro camino han estado siempre con nosotros, como nones gigantes diciéndonos “¡eh, es por aquí!”, pero nos hemos acostumbrado a desoírlas. Y así, caminamos a trompicones por esta vida, subsistiendo sin hacer caso a nuestra intuición simplemente porque es más cómodo dejarse llevar.

Cuando escuchamos a la parte más íntima de nosotros mismos, esa donde están los miedos y los deseos más profundos, podemos empezar a tomar las decisiones que de verdad deseamos: nos empoderamos. Desde aquí potenciamos nuestro organismo para un funcionamiento máximo, y empezamos a vivir felices y a todo tren.

Si te atreves a buscar tu mejor versión, te acompaño

Los pilares de Come, Entrena, Ama

El trabajo que desarrollemos juntos se construirá a partir de estos tres pilares. Una propuesta integral para mejorar tu relación con la comida y contigo mism@ ¡Vas a querer comerte el mundo!

Come

Comer bien y comer comida de calidad. No sólo para que nuestro cuerpo esté completo biológicamente hablando, sino también para nutrir el paladar y esa parte que nos da gustito cuando comemos rico. 

Entrena

Nuestro cuerpo funciona mejor cuando está en movimiento. Dale a tu cuerpo algo que de verdad le guste hacer: corre, baila, apúntate a esas clases a las que nunca fuiste, prueba algo nuevo… Lo que prefieras pero ¡mueve tu cucu!

Ama

Conectar con uno mismo es algo que pasamos por alto muy a menudo. Ser conscientes de cómo somos, ser tolerante con nosotros mismos es tan esencial como cumplir con todo lo demás. Eres importante, demúestratelo.

espacio-reflexion
yoga-mejora-tu-vida
alcanzar-tus-suenos
como-sentirse-mejor

Echa un vistazo al blog

Hablemos sobre nutrición, psicología emocional, yoga y recetas #sincarne

¡Dos veces al mes tendrás un nuevo post en el blog! Si quieres que trate algún tema en concreto puedes escribir un comentario con tu petición en cualquier post o enviarme un mensaje. Te tendré en cuenta.

Postres crudiveganos

Quizá ya tengas dominio de la cocina crudivegana o incluyas alimentos crudos en tus comidas. Pero lo que no parece tan común es hacer postres crudos y basados en plantas. Quiero contarte mis 3 semanas de curso online de postres veganos en la escuela Matthew Kenney....

Yoga Aéreo, beneficios y mi primera clase

A principios de semana hice una clase de prueba de yoga aéreo y ya estoy apuntada para el resto de la temporada. El origen de esta disciplina que me ha enamorado, está en el yoga y en la acrobacia, aunque también podemos encontrar referencias del Pilates. El...

Tu Propósito y las metas de Año Nuevo

Encuentra tu propósito Quizá hubiera tenido que escribir antes este post, para preparar el arsenal post-fiestas, pero bueno, las cosas caen cuando caen y además, nunca es tarde para hablar de propósitos, planificación y crecimiento personal, ¿verdad? Ponernos a hablar...

B12 ¿Tengo que suplementarme?

Ovolacto, vegetarian@ o vegan@. SÍ o SÍ. SUPLEMÉNTATE.

Anemia megaloblástica, hormigueos y entumecimiento de manos y pies, dolores de cabeza, diarreas, cansancio, irritabilidad, arterioesclerosis y facilidad de formación de trombos, alteraciones neurodegenerativas, … Poca broma correr el riesgo de no suplementarse. 

Hay mil leyendas urbanas sobre la vitamina B12: que la puedes absorber comiendo tierra, espirulina o en algunas algas. Quizá se piense así al saber que la B12 es producida por bacterias. Es importante que quede claro: si no es a través de productos animales o enriquecidos, la suplementación con B12 es la única manera de obtener la forma activa de esta vitamina en la cantidad diaria necesaria, y así lo afirma toda evidencia científica hasta ahora. Los suplementos de B12 se producen a partir de cultivos bacterianos, así que podemos mantener nuestros valores intactos incluirlo en nuestra dieta.

Deberías comer más 3 huevos, 1 yogur y un vaso de leche CADA DÍA sólo para asegurar la ingesta de B21 recomendada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Como esto no es muy sostenible para mantener a diario (y si no comes lácteo ni huevo ya me dirás cómo lo haces), cualquier nutricionista documentado, así como los diferentes asociaciones vegetarianas y de nutrición, insisten en la suplementación.

No te la juegues, ve YA a tu farmacia/herbolario, la dosis semanal es de 2000 mcg, y sale a menos de 1€.